Archive for In-stantes

siLeNcIoSa pErPlEjIdaD

labios-rojos

La mudeza había llegado, y para despejar cualquier tipo de dudas había empezado por arriba. Dispuesta a ocupar lugares insólitos, primero habitó el terreno de las ideas, luego los espacios vocales, más tarde los orificios de la respiración y, casi en un suspiro, había llegado al pecho. Esa mañana, los sonidos de la perplejidad.

Desde hacía un tiempo había dejado de contemplar la cautela del disimulo y caminaba ocupando los trazos del silencio. Esa mañana, los sonidos de la perplejidad.

Como en las peores intoxicaciones, como en los resfríos más profundos y como en los pedaleos más agobiantes; el final detonó con un gesto de imperceptible simpleza. Quizás porque la ingenua sospecha de la continuidad aparece a veces con forma de tostada.

Esa mañana, los sonidos de la perplejidad.

Comments (1) »

SiLenCiO

El silencio, fragmento del ruido. Los ruidos restos de sumas.

Leave a comment »

eScuPiR

 

 

La palabra empujar suena a escupir.

Por algun extraño motivo, que probablemente encuentre su razón en la historia a cerca de la conformación de las palabras, el sonido que la nombra alcanza su momento de éxtasis en la letra P. Contraer los labios para alcanzar la fonética apropiada, la vuelve seductora.

Empuja, nos arrima, nos acerca y nos escupe a la cara, las ganas de.

Hacía mucho que nadie me empujaba a escribir. Hacía tiempo que nadie me escupía. Y es lindo.

Comments (2) »

hUevOs dE aVeStrUz

De las aves, de todas ellas, hay una que es la más grande. Y como el adjetivo lo indica, es una grande! Prolija capacidad discursiva, envidiable habilidad escurridiza.

Leer el resto de esta entrada »

Comments (4) »

cReaciÓn cOlEcTivA

Cebados no exactamente de mates, sino más bien de corazonadas de vino. Leer el resto de esta entrada »

Comments (3) »

dE dRaGoNes y mARiAcHiS

Dedos rugosos y blandos, manos pequeñas y arrugadas y huesos tan tiernos como el centeno. Quietud e impavidez. Olor a nuevo y sabor a calor.

Un gesto, solo uno: el de sus ojos. Oscuros y penetrantes como lo tierno y lo cómplice. Leer el resto de esta entrada »

Comments (6) »

vEntAnAs

Si el asomar de las ventanas trae lluvias de madrugada, entonces los despertares tienen gusto a calor. A deseos de tristezas, a anhelos de niñez.

Leave a comment »