Archive for enero, 2009

erRaR biEn

vidriologo

Ni los errores más irremediables cobran la magnitud del error si uno equivoca bien. Errar en lo preciso es deslizar en la tecla, casi como anular el azar.

Oportuno, claro y conciso: errar bien.

Quien imaginaría que un vidrio venido a menos, diría tanto.

Que una insignificante ausencia sugeriría todo.

De haber vuelto a pegar la letra c en aquella frase, la puerta de su edificio hubiera dejado escapar toda sabiduría.

Anuncios

Comments (1) »